sábado, 11 de agosto de 2007

El que no ha hecho lana a los cuarenta...

No sé dónde fue que escuché por primera vez aquél dicho que profetiza: "si un hombre no ha hecho dinero a los cuarenta años, ya valio". Yo voy que vuelo pa'llá y no hay esperanzas; ¡NOOOOOOOOO!!!!!! :P
En realidad me faltan aún algunos años para alcanzar la temida edad, así que todavía hay esperanza: trémula, pero la hay, faltaba más.
En realidad me parece que no es fácil cumplirle al dicho popular: conozco a unos pocos que a esa edad tienen su futuro económico asegurado, pero la mayor parte de ellos se lo deben a golpes del destino, o a tenaces voluntades por no cesar en su empeño; otros más aparentemente por más lucha que le hagan no hay forma de que saquen la cabeza del caparazón.
Conozco a muchos (la mayoría) que están en una situación inversa: pasa el tiempo y no importa mucho su edad, siguen igual de fregados.
Creo que más allá de la anécdota del dicho popular el tema tiene que ver con el debate histórico en torno a cómo debe definirse la pobreza. Sin duda los países "en vías de desarrollo" como el nuestro enfrentan realidades en las que la mayor parte de la población se ve asoleada por elementos constitutivos de la pobreza de forma cotidiana, sin embargo una mirada cercana a las realidades de países desarrollados permite ver que en muchos de ellos la pobreza también se expresa, pero con caras diferentes.
Para el caso de los EU es bien recomendable ver la colección de las películas realizadas por Michael Moore para poder entender a cabalidad el asunto (sobre todo la más reciente), y captar así que hasta en las entrañas del gigante crece la pobreza, así tengas veinte, treinta, cuarenta o los que sean años de edad.

Technorati Tags:, , , , , , , , ,

3 comentarios:

AirelavArdnajela dijo...

Quizas sea una mera impresion pero me parece que estas sobreactuando... je je je o sea in other words, andas hablando con las piedras o ke??? B.R.O.M.A
saludos fer
Sashkka

Anónimo dijo...

la historia de mi vida...

Anónimo dijo...

CON DINERO BAILA EL PERRO
CIRA